Skip to content

La migración de las aves

8 diciembre, 2006
by

Las migraciones de las aves son uno de los más fascinantes misterios del mundo animal, un fenómeno tan enigmático como apasionante que los humanos han intentado explicar desde tiempos inmemoriales con las más variadas teorías. La migración es un fenómeno instintivo, donde se producen unos mecanismos neurofisiológicos adquiridos por un largo proceso de selección natural, que se transmiten hereditariamente.

Los desplazamientos de las aves de sus áreas de cría a las de invernada, está motivada por la escasez de alimento de forma drástica o pausada, unido en la mayoría de ocasiones a una disminución de las temperaturas, hecho que provoca la desaparición de insectos y pequeños invertebrados por el frío, así como la desaparición de semillas, granos y plantas por las nieves, que las ocultan.

Dentro de la migración aparecen varios modelos diferentes, aún así, la mayoría de aves adoptan unas estrategias más o menos generales:

1.- Migradores de largo recorrido:

Suelen corresponder a especies plenamente migradoras que viven en el hemisferio norte, donde las masas de tierra están cercanas al Polo Norte (Europa, Asia y Norteamérica), con grandes cambios climáticos anuales, encontrando los veranos cálidos y con gran abundancia de alimento y los inviernos fríos y con escaso alimento. En el hemisferio sur, las cosas cambian debido a que las masas de tierra están más alejadas del Polo Sur, siendo las variaciones climáticas menos marcadas provocando una abundancia estable de alimento a lo largo del año, en consecuencia muchas de las aves no se ven obligadas a migrar.

Ejemplos de aves migradoras de largo recorrido hay muchos, como el charrán ártico (Sterna arctina), o las cigüeñas blancas (Ciconia ciconia).

2.- Migradores de corto recorrido:

Corresponden a especies migradoras parciales, que suelen desplazar de sus zonas de cría en Europa a las zonas ribereñas del mediterráneo cuyo clima es muy parecido, encontrando puntos de solapamiento de las dos zonas (cría e invernada).

Ejemplos de especies que migran durante el día tenemos el pinzón vulgar ( Fringilla coelebs)o el jilguero (Carduelis carduelis). Otras especies migran durante la noche como el petirrojo (Erithacus rubecula) o los zorzales (Turdus sp.). El zorzal común (Turdus philomelos) que nidifica en el Centro de Europa tiene los cuarteles de invernada al sur de Francia y en España y otros países del Mediterráneo occidental. Además podemos encontrar especies de aves que migran tanto por la noche como por el día como es el caso de las alondras (Alauda arvensis).

Estas especies suelen empezar a migrar más tarde y vuelven antes que las especies de largo recorrido.

3.- Migradores altitudinales:

Suelen corresponder a especies que realizan desplazamientos desde las altas montañas a los valles o montañas con menor altitud, como el verderón serrano (Serinus citrinella) y el mirlo capiblanco (Turdus torquatus). Estas especies suelen realizar los desplazamientos entrado el otoño regresando a la zona de cría en primavera.

La altura de vuelo dependerá de varios factores, en primer lugar de las condiciones atmosféricas de cada día (con viento fuerte y en contra, las aves disminuyen la altura), la orografía del terreno, del tipo de migración empleado, de la hora del día (día y noche) y de la especie de que se trate.

Pero…¿Qué hacen para orientarse?

El sentido de orientación de los pájaros migratorios, que les permite llegar año tras año al mismo punto, es quizás uno de los aspectos más estudiados, y a pesar de que con el paso de los años muchas dudas se han ido esclareciendo, permanecen aún algunas incógnitas al respecto.

Al principio aparecieron multitud de puntos oscuros en los mecanismos utilizados por las aves para orientarse en los desplazamientos migratorios, encontrando un sin fin de hipótesis formuladas por los investigadores. Así unos decían que las aves conocían la latitud y longitud debido al sentido gradiente o variación de humedades y temperaturas. Otros que poseían una fina sensibilidad frente a la fuerza centrífuga terrestre, o frente a la propia inercia del cuerpo en vuelo. Otros que las aves tenían un órgano específico de la orientación situado (según los autores) en el laberinto del oído, encéfalo e incluso en las propias fosas nasales. También se ha hablado de una “memoria heredada” o de que vuelan en busca de alimentos .Todos estos experimentos resultaron negativos…

Dependiendo del modelo de migración las aves suelen orientarse por distintos elementos, así los migrantes diurnos suelen orientarse en principio por las referencias físicas del terreno que quedan gravadas en sus cerebros, y por la posición del sol. Mientras los migrantes nocturnos suelen orientarse por la posición de la luna y las estrellas.

No obstante, un reciente estudio realizado por un grupo de científicos de la Universidad de California en Irving,asegura que la capacidad de las aves para mantener su ruta se debe a particulares reacciones químicas que se establecen en sus organismos influenciados por el campo magnético terrestre.

Para llegar a estas conclusiones, los expertos expusieron a 12 petirrojos europeos a campos magnéticos artificiales, en jaulas donde podían caminar y moverse pero no volar y donde se controló la orientación elegida por los pájaros en todo momento. Al analizar las marcas dejadas en el suelo, los científicos averiguaron que las aves afrontaban la dirección usual para su migración si el campo artificial estaba paralelo al de la Tierra, pero se sentían confusas cuando se aplicaba en una dirección diferente.

El magnetismo terrestre seria la otra gran vía de orientación. Las aves poseerían una brújula interna que las hace sensibles a los campos magnéticos. Cuando las nubes inundan el firmamento, hallan su camino mediante la detección de las líneas del campo magnético que atraviesan en el planeta y que señalan al sur en el norte y al norte en el sur. El hallazgo de magnetita en la cabeza de las palomas mensajeras avalaría la presunción de la “sensibilidad magnética” de las criaturas aéreas.

A pesar de algunas teorías con ciertos asideros, el método de orientación y navegación de las aves migratorias continua siendo un misterio…

Si deseas saber más sobre este tema pincha aquí.

Anuncios
4 comentarios leave one →
  1. juan permalink
    14 diciembre, 2007 22:45

    dfasdfasdfa

  2. Fernando Bussey permalink
    19 septiembre, 2008 14:30

    Fantastico:
    Me interesa saber como saben con exactitid como dirigir su vuelo.

    O sea su sistema de navegacion

  3. 10 noviembre, 2008 21:09

    CUALES SON LOS NOMVERES DE ESAS AVES

  4. Maria permalink
    11 noviembre, 2008 23:46

    No entiendo una mierda!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: