Skip to content

Retrato de familia

1 enero, 2007
by

El tiempo apremiaba. Con el auge de la tecnología, ya nadie contrataba a aquel viejo fotógrafo para hacer retratos de familia. Lejos quedaron aquellos tiempos en los que cada salón quedaba presidido por una grandiosa foto encima de la chimenea. En ella posaban todas las generaciones vivas de la familia en cuestión. Recordaba con cariño cuando retrató en una misma instantánea hasta cinco generaciones. Aquel trabajo le reportó pingües beneficios. Y ahora, volvían a llamarle. ¡Estaba eufórico! Le dijeron, textualmente:
Un abuelo, una abuela, dos padres, dos madres, cuatro nietos, dos hermanos (varones), dos hermanas, tres hijos (varones), tres hijas, un suegro, una suegra y una nuera.
En total, 23 personas. Con todas las ganancias podría regalarle algo a su hija. Hacía tiempo que no se veían.

Mientras cargaba con su pesado equipo, ya pensaba en el bolso que había visto la noche anterior en una tienda del centro. Estaba seguro de que a su hija le encantaría. Es posible que aceptara tomar un café con él, y entonces, en mitad de la charla, mientras le preguntaba algo sobre su reciente trabajo en el periódico, le daría el regalo. Quizás, sólo quizás, se quedara un rato más con él. Sabía que le perdonaría.

Llegó al lugar de la cita, y allí se llevo la gran decepción. La persona que llamó no mintió, pero desde luego allí no había 23 personas.
¿Cuál era el número mínimo de personas?

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: