Skip to content

¿Y el comercio tradicional?

5 enero, 2007
by

De vez en cuando, cada vez menos, paso unos días en Algeciras (esta vez sí, en la parte más meriodional de España). Su muelle de carga es, creo, el de mayor tráfico de todo el Mediterráneo. Y después del de Rotterdam el segundo de toda Europa. Por su enclave en el Estrecho de Gibraltar supone un punto necesario de paso para cualquier barco que se vaya a aventurar al Atlántico. Es, además de todo esto, nexo de unión entre Europa y el continente africano. Pero no es esa la historia que quiero contar.

Hoy he ido en busca de un libro. Casualmente me encontraba en El Corte Inglés (un gran centro comercial que abunda sobremanera en España) así que me pasé por su sección de librería. Mientras lo hacía, me decía que era poco probable que tuvieran un libro tan antiguo. A decir verdad la edición que busco es de 1995, y no es que sea un ejemplar muy conocido. Por lo que sé de El Corte Inglés, imagino que no trabajan con nada que no sean best-sellers o últimas novedades. De hecho, así fue. Una simpática muchacha de pelo rubio me confirmó que el libro existía, pero que no lo tenían. Me alegré.

Reconozco que no soy un predicador antiglobalización. Considero que el libre mercado es bueno para una economía (de cara al cliente) y siempre intento comprar donde más barato encuentre la mercancía. Por eso suelo recurrir a los centros comerciales. Pero, con el tema de los libros, todo es distinto. Protegido por el Gobierno, el precio de los libros está limitado. Así que prefiero ir a una librería de barrio. Llego a casa, y mi madre me da la noticia: no quedan librerías en Algeciras. Sólo una. Una población de más de 100.000 habitantes, para una única librería. Hace años, cuando aún vivía aquí, conocí al menos cuatro de ellas. ¿Dónde están ahora?

Al menos, me digo, queda una. La librería que siempre ha estado ahí. Carlos, el dependiente de siempre; que sigue sacando una mesa a la calle donde expone los últimos libros que le llegan. Y ahí se queda, en las tardes de la ciudad, vigilante de que no le roben los libros, tratando de atraer a los pocos clientes que le quedan. Entro, y ahí están. Todos los libros, apilados, en infinidad de mesas y estanterías, sin orden aparente, catalogados con un cartel que cuelga del techo, hecho a mano. Ha desaparecido la frialdad del centro comercial. El bullicio. Mirar unos metros mas allá y encontrarse en la sección de electrónica, o en la de música. Es una librería, ¿qué esperabas?

También me lo iba temiendo, y Carlos me sacó de dudas. El libro no lo tenía. Le dije que me interesaba, así que se puso a buscarlo en un ordenador. “Pasa, pasa” me decía haciéndome pasar a un reservado de la tienda, poco iluminado, del que venía la banda sonora de estas fiestas. Y ahí me dí de bruces con la realidad. En la pantalla, en grande, presidiendo la búsqueda de mi libro, la carta de pedidos de La Casa del Libro. El mismo formulario que yo estaba a punto de rellenar, hacía unas horas, antes de decidirme por comprar en el barrio. El mismo formulario que él ya había rellenado, y que al parecer se encargaba de proveerle de la mercancía.

No sé. Uno podría culparse por haber sucumbido a la globalización. Pero ves que el pequeño comercio también se ha rendido, y le compra al Gran Comercio para vendérmelo a mí. A fin de cuentas, no es más que un intermediario. ¿Qué sentido tiene todo esto? En Algeciras abundan ahora las inmobiliarias, las tiendas de telefonías, y las grandes franquicias. El libre mercado ha devorado cines familiares, librerías de barrio, boutiques, bares típicos, y a saber cuántas cosas más. ¿Hasta dónde vamos a llegar?
Esto va a acabar mal…

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: