Skip to content

Pasos para darse de baja de una lista de distribución

13 marzo, 2007
by

Adoro las listas de distribución. Es un método rápido y fácil de mantenerse en contacto con un gran número de personas sin necesidad de conocer la dirección de correo de los miembros. Seguridad, a mi entender. Pero, a veces, te juegan malas pasadas.

Desde octubre de 2006 he estado recibiendo publicidad no deseada de un grupo político local. La primera vez lo dejé pasar. La segunda, días después, les envié un email preguntándoles cómo habían tenido acceso a mi cuenta de correo, e instándoles a que dejaran de enviarme lo que yo llamaba spam (en su sentido más estricto, correo no deseado). El administrador de la lista puso en duda que su publicidad no deseada se considerara spam, pero accedió a darme de baja. Me sorprendió, no obstante, que no pudiera decirme dónde había conseguido mi dirección ya que, según sus palabras,

LA COMPOSICIÓN DE LA LISTA DE DISTRIBUCIÓN DEL BOLETÍN DIGITAL “TU VOZ. TU GENTE” VIENE MANADA DE MUY DIVERSAS FUENTES (SUSCRIPCIONES A TRAVÉS DE LA WEB DE […], FICHAS QUE SE HAN RELLENADO EN DIVERSOS FOROS O ENCUENTROS, SUSCRIPTORES QUE FACILITAN LISTADOS DE COMPAÑEROS QUE ESTRÍAN INTERESADOS EN RECIBIRLA…), DESCONOCIENDO A TRAVÉS DE CUAL DE DICHA FUENTE SE SOLICITO SU INSCRIPCIÓN EN DICHA LISTA DE DISTRIBUCIÓN.

En diciembre, nuevamente, empecé a recibir los boletines. En el mensaje que les envié entonces mandé la conversación ya mantenida con ellos, y volví a pedirles que me dieran de baja en su lista de distribución.

El colmo ha llegado hace unos días. Un mensaje me ha llegado por triplicado, y ya les exigí por última vez la baja, apelando a mi derecho de oposición, acceso, rectificación o cancelación de mis datos personales que garantizan la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal [PDF]. La respuesta no se hizo esperar, al día siguiente recibí otro mensaje de publicidad.

La solución me ha invertido algo de tiempo.

Internic.net es el registrador primario de nombres de dominio de Internet. Digamos que es por donde tienen que pasar todos los dominios para existir como tales. Cuando alguien registra un dominio, tiene que enviar cierta información personal: el nombre del registrador, su dirección física, un teléfono de contacto, datos del administrador, del responsable… Datos, a fin de cuenta, útiles. Es posible hacer un whois desde Internic que te permite obtener todos esos datos de cualquier dominio.

La dirección de correo desde la que me enviaban los mensajes pertenecían al dominio sevilla.org. Lo ideal sería que tuvieran registrada una dirección tipo abuse@sevilla.org (el tipo genérico que suele usarse para los casos de problemas con algún usuario); pero temiéndome lo peor me he dirigido al administrador del sitio. Un email contándole el problema que llevo arrastrando y pidiéndole que me ayude.

El Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil vela por la seguridad de Internet en España (sic). Tienen un práctico formulario para informar de posibles delitos. También les he remitido a ellos toda la historia.

Por suerte, esta misma tarde he recibido una contestación del Coordinador de Comunicación del partido, a quien le agradezco sinceramente la ayuda prestada, que me ha asegurado ponerse en contacto directamente con el responsable para tramitar la baja.

En fin. Un día ajetreado.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: