Skip to content

Sistema Solar

19 marzo, 2009

Cosas que uno aprende después de estudiar astrofísica durante cuatro meses:

  1. La presencia de metales pesados en la Tierra (tales como el uranio) hace pensar que el origen de nuestro Sistema Solar estuvo en la explosión de una supernova.
  2. Aunque lo usual es que nuestro sistema se hubiera convertido en un conjunto de estrellas binarias (lo que ocurre el 80% de las veces), lo cierto es que la conservación del momento angular hizo caprichosamente que se formara un sistema planetario.
  3. De los datos obtenidos de las cóndrulas (los objetos más antiguos conocidos del sistema solar), la edad del Sistema Solar se estima en unos 10 mil millones de años.
  4. De toda la vida del Sol (entiéndase, en la Secuencia Principal) ya ha transcurrido la mitad de ese tiempo.
  5. Este Sol nuestro tiene una composición tal que la mitad de toda su masa está concentrada en un 1% del volumen total del mismo.
  6. La masa del mismo se sitúa, de hecho, en el promedio de las masas de todas las estrellas, que rara vez superan las 10 masas solares o son menores que la décima parte de la misma.
  7. Su velocidad respecto al Sistema Local de Referencia es de unos 20 km/s en dirección a la constelación de Hércules.
  8. Por su clase de luminosidad, es una enana G2V. Aunque tiene una magnitud visual menor de -25 (un objeto muy brillante), esto es así por la cercanía del mismo. En un escala absoluta tiene unas 5 magnitudes (débilmente visible a ojo desnudo).
  9. Si bien en el interior del Sol existen centenares de elementos químicos, sólo el 1% de su composición no es ni hidrógeno ni helio. De esta cantidad, el número atómico medio es 15,32.
  10. Dentro de unos 5 mil millones de años, el Sol abandonará la secuencia principal, precipitando su destino final. El hidrógeno, al fusionarse para formar helio, crea un núcleo inerte cada vez más pesado, más pequeño y, por ende, más caliente. Este calor aumenta la generación de energía, dilantando el manto y haciendo que el Sol llegue a tener un radio superior a la órbita de la Tierra alrededor del mismo, del orden de unos 150 millones de kilómetros. Esta expansión llegará a estabilizarse al quemar helio, formado una gigante roja.
  11. El núcleo pasará a estar formado por carbono y oxígeno, que, incapaz de iniciar nuevas reacciones nucleares, condena la vida de la estrella. El manto se volverá inestable y empezar a realizar pulsaciones, expulsando todo su contenido en forma de nebulosa planetaria.
  12. Tras ella, en el interior, quedará un pequeño reducto del antiguo Sol: una enana blanca, una estrella de la masa del Sol confinada en un volumen parecido al de la Tierra, lo que originará en su centro densidades próximas a 1000 toneladas por centrímetro cúbico.
Anuncios
One Comment leave one →
  1. 24 marzo, 2009 0:13

    Está bien saber estas cosas :D

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: